VUELA DANZA AÉREA

(+34) 911 10 55 42

hola@vueladanzaerea.com

Search

Familia Que Vuela

En Espacio que Vuela tenemos una programación de actividades únicas para que disfrutes de un tiempo de calidad en familia;
compartiendo juntos de manera consciente el desarrollo de nuestros hijos.
Sin móviles ni distracciones de por medio para mirarnos a los ojos, aprender jugando, descubrir y crecer.
La danza aérea es una perfecta opción para aquellos que buscan un deporte que combine ejercicio cardiovascular y disciplina. También descubrimos nuevas capacidades físicas y mentales, potenciándolas al máximo.
Tenemos el plan perfecto donde tus hijxs y sus amigos vivirán la experiencia de aprender a volar utilizando tres elementos aéreos: las Telas, los Aros y los Trapecios, además de un show!
Actividad guiada a través de una yincana entre Telas, Aros y Trapecios en donde podrás vivir la experiencia divertida de volar todos juntos en un lugar único en Madrid.
Nos sumergiremos en un mundo sin límites para hacer trazos grandes y bailados. Vamos a jugar y a trazar volando para descubrir nuevas formar de expresión y diversión.
Entre juegos, teatro, danza aérea con telas-aros-trapecios, investigación, manualidades y más, tus niños aprenderán inglés sin darse cuenta y de forma natural.
Con elementos especialmente diseñados para Psicomotricidad Infantil, niñxs desde los 3 a los 6 años de edad desarrollarán su maduración global y psicológica jugando.
Talleres en los que formarás red y compartirás dudas y saberes en torno a los desafíos de la pequeña infancia.
Es posible aprender y disfrutar a la vez y una de las mejores formas es a través del baile y el juego. Tus hijxs asimilarán este idioma de manera natural además de aprender una disciplina técnica.
La música es el lenguaje de los recién nacidos; favorece el aprendizaje, la creatividad y el desarrollo de capacidades cognitivas de tu bebé.
A través de la danza aérea adaptada queremos naturalizar que no hay límites y que estos niños y sus familias vean realmente las capacidades increíbles que muchas veces desconocemos.
La estimulación táctil permite contactar de una forma intensa con el mundo corporal y emocional del bebé. Es un lenguaje que trasciende lo verbal y lo físico; es un acto de amor.